jueves, 3 de agosto de 2017

CONTEXTO POLÍTICO Por Efraín Flores Iglesias El PRD y los “dignos” opositores del FAD


El ala radical perredista está inconforme por la constitución del Frente Amplio Democrático (FAD), que encabezan el PRD y el PAN con miras a la elección de 2018.

Han expresado que es una alianza anti natura, incongruente y alejado de las causas del pueblo. Detestan al PAN. No quieren nada con los blanquiazules.

Para ellos, la alianza factible es con Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el partido que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

El problema no es la dirigencia del PRD, sino López Obrador, ya que éste es el que no quiere una alianza con el partido que una vez dirigió. A sus dirigentes los ha tachado de paleros del poder.

Alejandra Barrales y otros miembros del Sol Azteca le manifestaron su mejor disposición de ir juntos en las elecciones de 2016 y 2017. El dueño de Morena se negó. Fue soberbio, pues creyó que sus candidatos ganarían el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz.

Le fallaron sus cálculos al tabasqueño. Y no es la primera vez que le fallan. Ya se acostumbró a perder.

Es entendible que algunos perredistas no estén de acuerdo en una eventual alianza entre su partido y el PAN. Pero llama la atención que algunas de esas voces críticas han apoyado a candidatos sin identidad de izquierda en el estado de Guerrero. Y, peor aún, han sido funcionarios de gobiernos represores.
No está mal que simpaticen con López Obrador. Están en todo su derecho de hacerlo. En Morena, seguramente los están esperando con los brazos abiertos. O sea, se están tardando para irse.

Tal vez tienen la esperanza de que sus dirigentes cambien de opinión. Continúan en el PRD para hacer el papel de críticos dignos.

No entienden que el PRD puede inclinar la balanza a favor de un gran proyecto de nación, en donde no quepan actitudes mesiánicas ni ególatras.

A López Obrador le rogaron varias veces una alianza. Fue grosero. Seguirle rogando es no tener dignidad. Y la paciencia tiene límites.
El PRD se arriesga en aliarse con el PAN, pero recordemos que el que no arriesga, no gana.
Llama la atención que los críticos del FAD no cuestionen la alianza que ha establecido López Obrador con algunos empresarios que antes tildó de alcahuetes del régimen y con personajes del viejo PRI, como son los casos de Manuel Bartlett Díaz (responsable de la caída del sistema en 1988) y Esteban Moctezuma Barragán (ex secretario de Gobernación zedillista).

Tampoco se indignaron de la adhesión de Lino Korrodi, recaudador financiero de la campaña presidencial de Vicente Fox en el año 2000.
Así de hipócritas son. Sólo protestan cuando les conviene.

Insisto, en Guerrero hay varios indignados por el acercamiento entre el PRD y el PAN. Destacan algunos ex colaboradores de Ángel Aguirre Rivero, ex alcaldes, ex legisladores y ex dirigentes estatales que añoran el poder que alguna vez tuvieron. Son busca chambas, pues.

Que conste, no generalizo. Hay militantes del PRD que toda la vida han luchado por causas justas y que no tienen como objetivo andar en busca de cargos públicos; militantes que desde sus comunidades y municipios han defendido la democracia.

Debe quedar claro, que quien llegue a la Presidencia de la República en 2018 será a través de una gran alianza de partidos y agrupaciones sociales, ya que ningún partido ganará por sí solo.

Será una gran batalla, en el que López Obrador contenderá por tercera ocasión.

Si se consuma una alianza entre el PRD y el PAN, sería un fuerte dolor de cabeza para el PRI… y López Obrador. Y ya quedó demostrado en Veracruz cuando ganaron la gubernatura con Miguel Ángel Yunes Linares, en 2016.

En efecto, hay voces críticas al interior del PRD, pero son los mismos que cuestionan la corrupción y que callaron cuando a René Bejarano lo captaron recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada.

Si bien es cierto, el PAN no es un partido de blancas palomas. También hay corruptos como en el PRI, Morena, PT, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el Partido Verde.

Lo que no entiende el ala radical del PRD es la forma en que el PRI disfruta la división de las izquierdas. Claro, siempre han estado así. Les gusta estar bajo la sombra de caudillos o mesías.

ENTRE OTRAS COSAS… El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, aclaró que los exámenes médicos que los alumnos deben hacerse como requisito para inscribirse o reinscribirse no es la prueba de VIH y tampoco se las hacen en laboratorios universitarios.

Esto lo informó luego de que algunos medios difundieron una nota en el que señalan que el 5% de estudiantes de la UAGro resultaron positivos en la prueba de VIH.
Qué bueno que el rector de la máxima casa de estudios de la entidad haya aclarado tal situación.

Comentarios: 
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; 
Facebook: Efraín Flores Iglesias; 
Twitter: @efiglesias



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.