martes, 2 de mayo de 2017

FORO POLITICO. Por Salomón García Gálvez. DESDE EL 2014, NO ES EL MISMO.

El PRD casi estaba en extinción. El asesinato de seis personas y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, había significado el final del perredismo. El PRD ahora pretende venderse como producto rentable al dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pero éste no es ningún tonto ni aprendiz de política.

El PRD ya no es un producto vendible en el mercado electoral, porque perdió su esencia, su ideología desde que impulsó candidaturas de gente de mala fama, lo cual se confirmó tras la masacre de Iguala (26 y 27 de septiembre del 2014).
Sin embargo, ahora el PRD lucra con la muerte de su ex Secretario General Demetrio Saldìvar Gómez, como se los restriega en la cara el líder municipal del PRI en Acapulco, Fermín Alvarado Arroyo; y a través de las redes sociales infinidad de personas reprochan que el partido del sol azteca no haya protestado por el asesinato del diputado Armando Chavarría Barrera.

Nadie cree en su sano juicio, que el PRD vaya a ponerle condiciones al dueño de Morena, López Obrador, para que éste acepte fácilmente a los perredistas en sus filas y les entregue candidaturas que podrían exigir. El PRD ya no está para poner condiciones.

No obstante lo anterior, el PRD de los mafiosos Chuchos, pretenderán mostrar un ficticio músculo cuando reciban a AMLO el próximo sábado en Chilpancingo; y un día después organizan una concentración para protestar contra la violencia en Guerrero. Al mesiánico tabasqueño querrán “apantallarlo” -los perredistas- con sus movilizaciones a donde llevarán acarreados al más rancio estilo priista.

Las dirigencias estatal y nacional del PRD han emprendido sucia campaña en contra del gobernador Héctor Astudillo Flores, utilizando la espiral de la violencia en Guerrero.

Precisamente, es la misma violencia que se inició con gobiernos emanados del sol azteca cuando fungieron como mandatarios de la entidad, Zeferino Torreblanca Galindo y Ángel Aguirre Rivero. ¿De qué otra violencia hablan?

Las señoras que formalmente dirigen al PRD, Alejandra Barrales y Beatriz Mojica Morga, vinieron el pasado fin de semana de vacaciones a Acapulco -bien aleccionadas por sus jefes Los Chuchos-, solo para tirar su veneno en contra del mandatario estatal Astudillo Flores.

La ex azafata Barrales y ahora millonaria -dueña de lujoso departamento en Miami- no tiene calidad moral ni ética cuando argumenta que el gobierno estatal “es cómplice del clima de violencia”. ¿A poco en la Ciudad de México, no operan bandas criminales?
Beatriz Mojica, por su lado, también arrojó lodo y estiércol al gobierno astudillista, y dice que el CEN de su partido “está preocupado por la inseguridad, por los secuestros y asesinatos de sus dirigentes”.

¿Y cuando asesinaron a Armando Chavarría Barrera, y desaparecieron a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, por qué no protestó Mojica? ¿Por qué se quedó callada? ¿Por qué Beatriz, no acompaña a los padres de los 43 en su lucha porque sus hijos aparezcan?

Asimismo, a través de las redes sociales y otros medios, se exige que el alcalde de Acapulco Evodio Velázquez Aguirre, aclare a cuánto ascendió el monto de dinero (de la comuna) que gastó por la visita turística que hicieron al puerto el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera y las pupilas de los capos del PRD –Los Chuchos- Alejandra Barrales y Beatriz Mojica.

“Gracias Evodio, por las facilidades que nos diste” -le dijo Barrales en su discurso, al munícipe de Acapulco. Macera, aprovechó su estancia en Acapulco para “auto destaparse” como aspirante presidencial.

Mancera, ahora le da oxígeno al PRD para que reviva; igual ocurrió en Guerrero cuando Ángel Aguirre levantó de la lona al sol azteca. Aguirre, hizo ganar al PRD la gubernatura en el 2011, en alianza con Convergencia -hoy Movimiento Ciudadano y el PT-.

Pero… hay algo muy cierto en todo esto: El PRD del 2017, ya no es el mismo del 2005. El perredismo de hace más de una década, era producto comprable y consumible en el mercado electoral; el PRD de ahora es chatarra, producto “patito” no digerible, está en etapa de caducidad… ¡Aguas AMLO!... Punto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.