martes, 8 de noviembre de 2016

CONTEXTO POLÍTICO Por Efraín Flores Iglesias Florencio Salazar-Xavier Olea, ¿a la banca?



Se espera que en los próximos días se den cambios en el gabinete estatal, lo cual pone nerviosos a propios y a extraños. Y se entiende. No todos dieron el ancho.

Hubo quienes prefirieron obedecer a sus jefes políticos y no acoplarse al ritmo de trabajo del gobernador Héctor Astudillo Flores; y algunos se echaron a la hamaca y a jugar ajedrez con sus cuates y/o colaboradores en horas hábiles.
El mandatario estatal está en todo su derecho de remover a los funcionarios que no dieron resultados favorables y designar a mejores perfiles en las dependencias.

Uno de los funcionarios estatales más deficientes es Florencio Salazar Adame, quien en lugar de destrabar conflictos, los agravó. Las organizaciones sociales y empresarios prefieren que los atienda el gobernador y no el secretario general de Gobierno. Su soberbia, la causa.

Don Florencio es intolerante a la crítica. Nadie olvida su irrupción en la cabina de Radio UAG, el 27 de noviembre de 2015. O sea, un mes después de asumir el cargo. Ese día no soportó que el corresponsal de La Jornada en Guerrero y locutor del noticiero matutino de Radio UAG, Sergio Ocampo Arista, lo cuestionara por su paso en la Embajada de México en Colombia y sus nexos con la derecha.

De manera extraoficial se maneja que su reemplazo será el ex diputado federal y actual asesor del gobernador, César Flores Maldonado, quien se la ha visto reuniéndose con organizaciones sociales y destrabando conflictos con grupos de autodefensa. O, en su defecto, Juan José Castro Justo, actual titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de Guerrero (Sagadegro), quien tiene experiencia como operador político, ya que ha sido presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local (LV Legislatura) y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI (2002).

XAVIER OLEA: EXCELENTE ABOGADO, PÉSIMO FISCAL.- Es hijo de un ex gobernador y un prestigiado abogado en el país. Pero el cargo de Fiscal General del Estado (FGE) le quedó grande. 

En efecto, me refiero a Xavier Olea Peláez

Cuando andaba en busca del hueso prometió ante los diputados locales que iba a detener inmediatamente al ex alcalde prófugo de Tlapa de Comonfort, Willy Reyes Ramos, señalado como autor intelectual del homicidio del “Diputado 500”, el priista Moisés Villanueva de la Luz, el 4 de septiembre de 2011.

El Diputado 500 fue inicialmente privado de su libertad junto con su chofer Erick Estrada Vázquez, tras asistir al cumpleaños de su homologo priista Javier Morales Prieto, fallecido el año pasado por un infarto en Tlapa. 

De acuerdo al testimonio de Francisco Flores Lorenzo, uno de los detenidos y en ese entonces secretario de Seguridad Pública municipal de Tlapa de Comonfort, “recibió” órdenes de Reyes Ramos para planear la muerte de Moisés Villanueva de la Luz, y para eso “contactó” a Juan Miguel Martínez Plácido, “El Pequeño”, a quien le entregó 300 mil pesos en el centro comercial “Súper Ché” de Tlapa un día antes de los hechos. ¡Zas!

Obviamente, Willy Reyes negó ser el autor intelectual. Se defendió con todo. Y el entonces gobernador (Ángel Aguirre Rivero) lo protegió.

Además, para su defensa legal contrató los servicios del despacho del abogado Xavier Olea Peláez.
 
O sea, ¿creen ustedes que Olea capturará a su (ex) cliente? Lo dudo.

Por eso la procuración de justicia en Guerrero está por los suelos.

Además, este sábado, el presidente de la asociación civil "Guerrero Unido", Luis Castillo García, anunció que presentará en el Congreso local una solicitud de juicio de procedencia en contra de Olea Peláez, a quien acusó de encubrir a un grupo del crimen organizado que opera en Chilpancingo y de utilizar la tortura para inculpar a ciudadanos por delitos que no cometieron.

Grave acusación, sin lugar a dudas.

Don Xavier Olea, es otro que debe ir haciendo maletas. Y no solamente por las acusaciones que pesan en su contra, sino por llevarle la contra al gobernador Héctor Astudillo y de burlarse de la inseguridad que prevalece en toda la entidad.

Que no olvide que el arzobispo Carlos Garfias Merlos lo conminó ser objetivo en el tema.

Ay, señor Olea, ¿pues en qué mundo vive? Es mejor que se regrese a su bufet y no siga derrumbando esa fama que tiene (tenía) como buen abogado en el país. 

No cabe duda que la procuración de justicia, no es lo suyo. 

Comentarios: 
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; 
Facebook: Efraín Flores Iglesias; 
Twitter: @efiglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.