sábado, 15 de octubre de 2016

(AUDIO) “MANOS LIMPIAS SALVAN VIDAS”, ES EL LEMA QUE IMPULSA EL IMSS EN EL DÍA MUNDIAL DEL LAVADO DE MANOS

Se requieren de 40 a 60 segundos para un buen lavado de manos con agua y jabón, o en su caso, 20 segundos con alcohol o gel antibacterial para eliminar cualquier virus, bacteria o contaminante que pueda dañar nuestra salud, informó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

“Manos limpias salvan vidas”, es el lema que impulsa el Seguro Social en la conmemoración del Día Mundial del Lavado de Manos, este 15 de octubre, y donde se insiste en conocer esta técnica, que debe ser empleada en nuestra vida diaria y es particularmente importante cuando visitamos a una persona enferma.

Esta práctica es fundamental para la prevención de enfermedades, principalmente gastrointestinales, influenza o tuberculosis, comentó la enfermera especialista en Medicina Familiar, Josefa García Justo.

Expresó que nuestras manos son nuestro instrumento diario para realizar un sinfín de actividades, por lo que debemos dejarlas completamente limpias antes y después de ir al baño y al toser o estornudar.

Subrayó la importancia de cubrirse la boca al toser o estornudar, debido a la cantidad de gérmenes, bacterias o virus en nuestra saliva, principalmente asociados con padecimientos respiratorios, comentó la especialista en Salud Preventiva.

De forma tradicional e inadecuada cuando tosemos nos cubrimos la boca con la mano, cuando lo correcto es con el doblez del codo, o bien, con una servilleta o pañuelo desechables, ya que ahí se concentran todos los virus. Además, debemos evitar saludar de mano cuando estamos agripados.

Recomendó que la sencilla práctica de limpieza deba ser enseñada desde la infancia, tanto en el hogar, como en los centros escolares, para crear un hábito de limpieza en los niños y destacó que para conocer esta sencilla técnica de 10 pasos, los derechohabientes pueden acudir a los módulos PreveniMSS para conocerla.

Resaltó que un simple lavado de manos es perfectamente capaz de salvar una vida, pues reiteró, que estas extremidades del cuerpo son fuertes transmisores de enfermedades y que al lavarlas podemos impedirles a virus y bacterias llegar a nuestro organismo.

La enfermera especialista García Justo agregó que la cultura de la limpieza es una necesidad que todos debemos asumir desde la infancia, un hábito personal de tiene que ser transmitidos a  familiares, amigos y conocidos con quienes diariamente interactuamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.