domingo, 31 de mayo de 2015

Hora de Definiciones Carlos Reyes Romero


“Si se siente el viento de promesa que aviva la ilusión de un mundo mejor;
Que ese viento se transforme en vendaval de esperanza”
Papa Francisco, el Vaticano 29 de octubre de 2014.

El próximo domingo 7 de junio se realizarán las elecciones más desairadas, militarizadas y desaseadas de la historia del país y particularmente de Guerrero.
El PRI y el PAN preparan sus estructuras y derrocharan mucho dinero para arrastrar virtualmente a los ciudadanos a las urnas.
Los esfuerzos del Instituto Nacional Electoral y del órgano electoral del estado de sujetar a derecho el proceso electoral, están siendo boicoteados por el Tribunal Electoral del Poder Judicial, el cual con esa conducta incrementa la desconfianza ciudadana sobre ambos órganos electorales.
Lo que todo mundo sabe y nadie castiga, es la escandalosa compra de votos y el derroche de recursos ilegales que están poniendo en práctica impunemente las tres principales formaciones políticas: el PRI, el PAN y el PRD.
La ciudadanía sabe muy bien que, como en la pasada elección presidencial, el INE y el TRIFE terminarán haciendo todo para encubrir y disculpar las irregularidades en que incurren estos tres partidos, porque lo que menos les interesa es que se respete y haga valer la verdadera voluntad ciudadana. Los pusieron ahí para proteger a los partidos, no a los ciudadanos.
En Guerrero, el PRI y el PRD han contratado a verdaderos expertos en fraude y manipulación electoral.
Aunque a decir verdad, no obstante la reconocida capacidad y experiencia nacional de sus manipuladores electorales, el PRD está en desventaja porque ni soñando cuenta con los enormes recursos financieros que el PRI va a aplicar al fraude electoral.
Por eso sorprende el inusitado y vertiginoso repunte de Luis Walton, candidato a gobernador de Guerrero por Movimiento Ciudadano, quien en las dos últimas semanas, con escasos recursos y muy poca estructura, ha rebasado a la candidata del PRD y está por alcanzar al candidato del PRI.
No sería nada remoto que el candidato del partido naranja se levantara con la victoria, dado el hartazgo social existente en Guerrero y el enorme desencanto de la ciudadanía respecto de los gobiernos priistas y perredistas, por la acentuada descomposición institucional que ambos partidos han propiciado.
Sería lo mejor para Guerrero.
Y la oportunidad de que Luis Walton, rodeándose de los mejores hombres y mujeres, como en su tiempo lo hizo don Juan Álvarez, intente sacar a Guerrero de los últimos lugares del desarrollo, donde lo hundió el PRI y lo mantuvo el PRD.
También será la oportunidad para los ciudadanos de poner a prueba al Movimiento Ciudadano y si efectivamente su modo de concebir y hacer la política va en sentido contrario al de los partidos tradicionales y sí se orienta hacia el reencuentro de la política con los ciudadanos, con la gente común y corriente, con quienes formalmente son depositarios de la soberanía popular y también en consecuencia de la soberanía nacional.
De ganar el tercio mayor y en consecuencia la elección de gobernador, Luis Walton quedaría obligado a demostrarle a la ciudadanía guerrerense la veracidad y certeza de sus planteamientos, abriendo paso a la más amplia y efectiva participación ciudadana en las decisiones de gobierno y en la determinación del destino y uso del gasto público y sobre todo en la realización de un gobierno honesto y eficaz, donde imperen la seguridad, la justicia, los derechos humanos y la búsqueda de la prosperidad compartida.
A Walton no le faltan méritos ni determinación, como lo ha demostrado al eludir el acoso y el chantaje de perredistas y petistas para que declinara a favor de Beatriz Mojica. “Me registre para ganar, no para declinar” dijo recientemente.
Si por el contrario ganan el PRI o el PRD, la delincuencia organizada seguirá haciendo estragos en las vidas y patrimonio de los guerrerenses.
Los priistas prohijaron a los narcotraficantes y los encubren y protegen; los perredistas se los encontraron en el camino pero no le hacen el feo a pactar con ellos, a coludirse con ellos.
Es muy sintomático que los principales operativos militares del país se realicen en estados gobernados por el PRI: el “Operativo Laguna” en Durango y Coahuila; la “Estrategia de Seguridad Regional de la Zona de la Huasteca” en San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz; la “Estrategia de Seguridad Tamaulipas” en ese estado del Noreste; el“Operativo de Seguridad Mexiquense” en el estado de México; y el más reciente, el “Operativo Tierra Caliente” que opera en 36 municipios: 22 de Guerrero, 8 del estado de México, 4 de Morelos y 2 de Michoacán.
Los priistas también hicieron de las serranías de Guerrero y Sinaloa, zonas productoras y exportadoras de enervantes, particularmente de mariguana y goma de opio. Aunque ahora ambos estados están gobernados por el PRD, los priistas desde el gobierno federal continúan protegiendo al narcotráfico.
Es muy significativo que de los 36 municipios que abarca el “Operativo Tierra Caliente”16 son gobernados por el PRD; 14 por el PRI; 3 por el PAN; y los otros 3 respectivamente por el PVEM, el PT y un partido local de Morelos.
Pero, mucho más revelador es que de los 22 municipios de Guerrero sujetos de este Operativo, 12 estén gobernados por el PRD, 8 por el PRI, uno por el PAN y otro por el PT.
En la desaparición de los 43 estudiantes y el asesinato de 6 personas en Iguala, actuaron las policías de Iguala y Cocula coordinadamente con el narcotráfico; uno gobernado por el PRD, el otro por el PRI. ¿Qué coincidencia?
Afortunadamente la ciudadanía de Guerrero y de otras partes del país, ha empezado a caminar con sus propios pies y a pensar con su propia cabeza.
En Guerrero, diversas organizaciones sociales están convocando a hacer de los comicios del 7 de junio, una jornada de solidaridad por la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos, dándole al voto un significado de repudio al régimen político imperante, con la siguiente estrategia:
  1. Para quienes piensan votar por alguien: ejercer su voto normalmente por la candidata o candidato de su preferencia, y poner el número43 al reverso de la boleta, para que el voto no se anule;
  2. Para quienes piensan anular su voto o dejarlo en blanco: tachar toda la boleta con el número43 y escribir las consignas que quieran;
  3. Para los que decidan abstenerse de votar: organizar cerca de las casillas plantones pacíficos con mantas alusivas a los 43 desaparecidos en Iguala.
Además preparan una gran Convención Estatal por el Rescate de Guerrero, a la que están invitando a todas las comisarias municipales, comisariados ejidales y de bienes comunales, así como a todas las asociaciones y organizaciones de empresarios, de productores agropecuarios, forestales y de pesca; académicos, maestros y estudiantes; asociaciones religiosas, jóvenes y adultos mayores, a los sistemas de seguridad y justicia comunitarias y ciudadanas, a todas las mujeres y hombres libres de Guerrero.
¿La finalidad? Estructurar y darle cauce a la participación ciudadana en los asuntos públicos, en la determinación de las políticas de gobierno y del destino y uso de los recursos públicos, en el permanente escrutinio popular de las acciones y conducta de los poderes públicos, en suma en el rescate y ejercicio de la soberanía popular, como garantía de la promoción y defensa de los intereses y recursos de Guerrero dentro del pacto federal.
¿Con qué métodos o formas de acción? Mediante acciones pacificas de resistencia civil y de presión popular que hagan valer los derechos y demandas de los pueblos y comunidades, de las y los ciudadanos de Guerrero y que obliguen a los poderes públicos a gobernar oyendo a la gente y en beneficio del pueblo, haciendo realidad los principios constitucionales de que: “Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste.” Y de que “El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”
Ya han puesto a discusión diversos documentos, entre ellos un proyecto de Plan Sentimientos del Sur para el Rescate de Guerrero y una Plataforma Ciudadana para la Paz, la Democracia y el Desarrollo, que recoge muchas de las demandas y aspiraciones de los pueblos y comunidades del estado.

En Guerrero se concentra el hartazgo nacional contra la corrupción y la impunidad; ahora los pueblos de esta suriana entidad se preparan para convertir este hartazgo en vendaval de esperanza para el país. Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.