jueves, 1 de junio de 2017

FUEGO POLÍTICO// Por/ Enrique González Guerrero




*Recortes dañan la economía al estado…
*Contraloría  Para rayos del anterior gobierno…
*Auditoria  Omisa no hay resultados….
                      
El recorte de 400 millones de pesos que hizo el gobierno federal en el primer cuatrimestre, imposibilita al gobierno de guerrero cumplir con los compromisos de pago a sus proveedores, ahora tendrá que decidir si echa mano de los ahorros que se propuso hacer de la reducción de los salarios de los funcionarios de primer y segundo nivel, rentas de muebles, vehículos, aeronaves y telefonía  al inicio del año,  para subsidiar al transporte público,  evitar el aumento de la masa y la tortilla, apoyos a emprendedores para la pequeña y mediana empresa, este recorte los obliga nuevamente apretarse más el cinturón para sacar adelante los compromisos que pacto con las diferentes organizaciones empresariales,  de transporte y de tortilleros en el estado, vaya que paquete nuevamente para el secretario de finanzas Héctor Apreza Patrón, quien por un lado  negocia los adeudos de 10 mil millones de pesos que la administración pasada no pago a la secretaria de hacienda de impuesto sobre la renta de educación y  salud y por otro mantener  el cuidado del gasto dentro del marco del programa de austeridad que se plantearon para poder hacer frente al déficit de 20 mil millones de deuda  que tiene el estado.
 
El pago del impuesto sobre la renta es una obligación del estado así señala  la secretaria  de hacienda y crédito público, situación que el actual gobierno no rehúye a pagar,  el problema es que los ingresos  no ajustan para hacerle frente a ese compromiso de ley,  por lo que los plazos que demanda el estado tampoco los acepta el gobierno federal ahí está la trabada  la negociación de la deuda de educación y salud que dejara la administración pasada; aptitud valiente en la  negociación por el actual secretario Héctor Apreza Patrón en no permitir el razonamiento vertical,  situación que para él no permite planear a largo plazo el cumplimiento de los compromisos, pero además la opacidad del manejo de estos recursos tampoco permite esclarecer el destino real,  a donde fueron a parar por lo que hasta ahora no   pueden fincar responsabilidades a los funcionarios del gobierno de Ángel Heladio Aguirre  Rivero, aunque la  auditoria superior de la federación señalo en febrero de este año que 3 mil millones ya están confirmados que no fueron utilizados para el fin correspondiente y que los tiempos para solventa observaciones ya terminaron  y que 728 millones 540 mil 600 pesos se podían recuperar; lo cierto que ni la Contraloría  ni la propia auditoria del estado hacen nada, para dar certeza a los quehaceres y responsabilidades que les competen y en nada ayudan a la secretaria de finanzas ni  al gobernador con esta actitud omisa…

La falta del cumplimiento de las expectativas del plan de desarrollo van generando que muchos de los compromisos, tampoco se desahoguen conforme el calendario que marca el propio presupuesto de egresos del estado y lejos de poder planear para salir del atolladero se empeoran más las cosas con los recortes que hace la federación  y si le agregamos  que Mario del Carmen y Damián Peralta titulares de  las instituciones que  deben  aplicar las leyes de control y fiscalización para transparentar el ejercicio de los recursos también nadan de muertito como los alcaldes en cuanto a la inseguridad que vive el estado, solo podemos ver a una auditoria respondiendo a su antiguo patrón que lo puso, institución que hasta ahora no ha informado nada esa dependencia del manejo de los recursos y  una Contraloría que lejos de ayudar al gobernador es un pararrayos que le sirve al antiguo gobierno perredista que dejo en banca rota las finanzas, su aptitud indica que no podrá enjuiciar a ningún ex compañero de la izquierda con el cual hacen causa común en el supuesto combate a la corrupción, mucho menos la auditoria señalara responsables del uso indebido del ejercicio del erario público que es del dominio de todos los guerrerenses la corrupción que se cobija desde esta dependencia que hasta ahora solo decepciona   cuentas de los gastos que hace el gobierno del estado, ayuntamientos e instituciones autónomas; mucho menos se podrán recuperar los recursos que dice la auditoria de la federación.
         
De nada servirá  que el secretario de finanzas informe a la ciudadanía de los problemas por los que no puedan  cumplir con muchos compromisos y el gobernador haga causa común  responsabilizando a la pasada administración del desfalco que dejo su antecesor,  si los responsables de dar seguimiento al mandato de ley a este problema están ausentes y solo generan más encono en la ciudadanía por la falta de certeza  que le dan a las demandas que hace el pueblo en la búsqueda de transparentar el manejo de los recursos de los guerrerenses, esta aptitud es la que está empañando los esfuerzos del secretario de finanzas que no descansa en el apuntalamiento para  enderezar el barco que dejaron a la deriva los perredistas,  sin embargo si no hay resultados penales  del desfalco que ha dicho  este gobierno pronto la ciudadanía empezará a exigir resultados y todo este trabajo se derrumbara,  aunque  la misma federación ha señalado este mal,  este grave problema se prestara pues a una presunta negociación de élite de las fuerzas políticas y el gobierno de Héctor Astudillo quedara en entre dicho,  situación que lo llevara a crear mayor incertidumbre    con lo  que se conducen los servidores públicos   de este gobierno, si finalmente no pasa nada como hasta ahora; nadie se tragara el cuento ni en recortes ni  desfalcos, porque la confianza es responsabilidad que obliga a dar resultados y en materia de corrupción no hay resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.