lunes, 6 de marzo de 2017

FORO POLITICO. Por Salomón García Gálvez. SUCESIÒN 2018: MORENA, PAN y PRI.

Atípica, inédita y hasta violenta será la sucesión presidencial del 2018. Se verán hechos inesperados, inverosímiles como nunca en la historia del México contemporáneo, donde el crimen organizado tendrá “cierta injerencia” en los procesos comiciales para ayuntamientos.

La guerra será entre tres partidos: PRI, PAN y Morena. No se dará la alianza PAN-PRD, porque el sol azteca va en caída libre, hacia su extinción; corre el riesgo de ir a la competencia sin candidato presidencial.

En estos momentos el PRI pasa por su peor momento a nivel nacional. El fracaso de las grandes reformas, como por ejemplo la energética y la educativa, le hicieron mucho daño al PRI, empezando por el presidente Enrique Peña Nieto.
Peña Nieto, bajo ninguna circunstancia podrá presumir su obra de gobierno durante las próximas campañas, ni los candidatos tomarían como referente positivo al mandatario nacional. El PRI, tiene un escenario muy difícil para el año 2018.

Diversas encuestas realizadas por empresas profesionales colocan al dueño del partido Morena Andrés Manuel López Obrador, como el puntero de todos los aspirantes a la silla presidencial, por muchos puntos de diferencia.

A nivel partido, las encuestadoras mencionan sólo a tres partidos en la dura competencia por la silla presidencial: Morena, PAN y PRI, en ese orden de posibilidades. El PRD cae al cuarto sitio.

Y pese a los candados, las leyes y lo estricto de las reglas del juego, el crimen organizado tendrá activa participación en la jornada electoral del 2018.
Los capos influirían en la designación de candidatos sobre todo en municipios; o presionan a los aspirantes para que declinen; y, en el peor de los casos, amenazan para que los electores voten por un determinado candidato (a).
El punto débil del PRI es el gran desgaste a menos de dos años para que el presidente Peña Nieto deje el cargo. La fortaleza del PRI es su estructura, su voto duro y el dinero.


El Punto débil del PAN es que sus dos ex presidentes, Vicente Fox y Felipe Calderón (Fecal) gobernaron mal doce años; Felipe, quiere que su consorte sea presidenta, como si la silla presidencial se herede.

Durante el sexenio de Fecal, hubo más de 125 mil muertos y 25 mil desaparecidos y los soldados y marinos fueron sacados de sus cuarteles para combatir al crimen organizado. La gente se los reprocha.   

 Y el punto débil del líder mesiánico de Morena AMLO, es la pobre estructura de este partido en el norte del país, el centro de la República y otros puntos de la geografía nacional.

Lo que se observa en estos momentos es un decrecimiento del PRI, un PAN estático y un Morena en crecimiento. Los desprendimientos del PRD favorecen a Morena, que se ve más fortalecido, en el centro y sur del país.

El PRI tendría como candidato presidencial al titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el PAN a cualquiera de estos tres: Rafael Moreno Valle, Ricardo Anaya y Margarita Zavala de Calderón. Morena, ni la duda cabe: Andrés Manuel López Obrador. Un candidato “independiente” podría ser: Jaime Rodríguez Calderón (a) “El Bronco”.

HAF: NARCO-POLÍTICOS, “MODA DEL 2018”.

“”Será moda vincular a políticos con la delincuencia”, expresó coloquialmente el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien anticipa un difícil escenario electoral, de cara al 2018. Quiso decir que, habrá guerra sucia en su más alto nivel.

A pesar de que se firmen pactos de no agresión entre candidatos y partidos, la guerra sucia a través del internet y otros medios estará a todo lo que da. Las redes sociales jugarán importante papel en el 2018, pero no definirá casi ningún triunfo, por lo menos en Guerrero.

Inmediatamente que Astudillo Flores declaró que “será moda vincular a políticos con el narco”, su acérrima adversaria y perdedora ex candidata a gobernadora, Beatriz Mojica atacó al mandatario estatal con una serie de incoherencias acusándolo de “desalentar la denuncia social”.

La inmadura Mojica, quien cobra como Secretaria General del PRD nacional, anda nerviosa porque los militantes y simpatizantes perredistas están desertando para irse con el partido Morena. Beatriz y sus mafiosos padrinos “Los Chuchos” se quedarán solos en su sol azteca.

Beatriz Mojica, quien pretende ser candidata a senadora, también anda muy preocupada porque hasta esa candidatura podría perder; y si es postulada, seguro que va por una segunda derrota en las urnas. Le da pánico otro fracaso.

El PRD del 2018, será muy diferente al de hace más de una década cuando era poderoso, y que si una vaca era postulada, ganaba. Al tiempo… Punto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.