sábado, 25 de marzo de 2017

LOS ÁNGELES NO EXISTEN, SOLO EN LAS EMOCIONES PERVIVEN: MEDINA MANZANAREZ. Por Jorge Luis Falcón-Fernández Arévalo*

Acapulco, Guerrero, 25 de marzo del 2017.- "Cuando el hombre duerme, el alma vela" es un antiquísimo refrán, que aplica en la obra pictórica de José Luis Medina Manzanarez, el artista que ha llevado su plástica por diversas partes del mundo, expone hoy en la Sala de Arte, en la Librearía y papelería “El Partenón”, en Acapulco.
                                               
El artista José Luis Medina, ante su obra "Los Celos", propiedad privada (Foto GradoCeroPress)
 Medina no requiere firmar su obra, pues su talento está signado en cada trazo que vierte sobre el lienzo, papel couché o fabriano, para entregarnos su Arte y su arte, en la esencia misma de los efectos y la técnica que logra en cada matiz, como vivo ejemplo en la pintura “El ángel que perdió las alas”, óleo y su técnica personal para exponenciar el hombre-ángel, en sus ansiedades oníricas, como el temor, el sueño, el miedo y la realidad.

"Ángeles", obras del plástico José Luis Medina. Propiedad privada (Foto GradoCeroPress)

Más de una treintena de cuadros en diversas técnicas, explica el pintor: “siento y creo que los personificados o significados atribuidos al sueño sólo podrían ser símbolos propios que ayuden al observador a ver parte de su inconsciente o su consciente”. Los ángeles que sin nombre se exponen, son cualidades de entes que no existen; pero “viven en nuestro imaginario”.

Medina Manzanarez, con el entrevistador (Foto GradoCeroPress)
José Luis, un experimentado artista que ha logrado que su Arte sea apreciado no tan solo en los Estados Unidos de Norteamérica, sino en España y Alemania, ha causado el revuelo entre espectadores de todas las profesiones, como sociólogos y psicólogos, que ven en sus muestras artísticas, “todo el contexto de los ensueños, como las emociones que producen, quiénes participan, qué acción realizan y cómo te observas”. Las interpretaciones son personalizadas, rubrica el entrevistado.
 

“Y vuela lejos el hombre, que nada se interponga ni cruce tu vida, la noche repentina se cierne y te vende falsas sombras”, así explica Medina el cuadro “Los Celos”. Los amantes, novios o enamorados siempre son protegidos por un ángel; de las malas lenguas y personas malignas, no hay que temer, pues ellas solas con esa maldad, están sepultándose, están acobardándose, se están maldiciendo ellos mismos. Porque contra el amor, nada ni nadie. Asienta.


Lector, viajero, poeta, músico y pintor, son los oficios  de un buen ser humano que en su arte nos entrega parte de su vida, de su experiencia y en cada mensaje pictórico, hace enriquecer la vida y el lenguaje de su público. 
Zoila Elena Solís Hernández, José Luis Medina Manzanarez y Elena Araceli Falcón Solís, en la Sala de Arte del Polyforum, de la Librearía y Papelería "El Partenón", en Acapulco, Guerrero. (Foto GradoCeroPress).








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.