domingo, 25 de septiembre de 2016

CONTEXTO POLÍTICO Por Efraín Flores Iglesias Un cobarde repudiado en las redes sociales



Este fin de semana quedó evidenciado que está políticamente solo. Y todo surgió por un comentario que hizo en sus cuentas de Facebook y Twitter, en donde cuestionó los homicidios que se han registrado durante la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores.
                                                                                                
EFRAIN FLORES IGLESIAS
Me refiero al senador Armando Ríos Piter, motejado como “El Jaguar”, quien creyó o se imaginó que denostando al mandatario estatal iba a obtener el respaldo de los guerrerenses. Falló. Le fue mal. Medio mundo se le fue encima. Ni el PRD (su actual partido) salió en su defensa.

Incluso, Héctor Astudillo no se quedó callado y le respondió. Le dijo cobarde y le recordó que la violencia en Guerrero la generaron sus amigos, como es el caso de José Luis Abarca Velázquez, ex alcalde de Iguala y actualmente recluido en el penal federal de El Altiplano por su responsabilidad en el ataque armado y desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, precisamente hace dos años en la ciudad tamarindera.

Efectivamente, la terrible violencia que actualmente padece Guerrero no se generó en el actual gobierno estatal, sino en 2005, año en que el PRD arribó a la gubernatura con Zeferino Torreblanca Galindo y que continuó en las administraciones de Ángel Heladio Aguirre Rivero y Rogelio Ortega Martínez. ¿O acaso, El Jaguar ya olvidó que Aguirre tuvo que irse de la gubernatura por el caso Iguala?

Los usuarios de las redes sociales se le fueron encima. Lo tacharon de todo. De incongruente, oportunista, cínico y tránsfuga no lo bajaron. 

Y, en efecto, el senador perredista es eso y más. Su carrera política está marcada de traiciones y ha sido funcionario en gobiernos del PRI, PAN y PRD. No está definido ideológicamente. Se cambia de color a cada rato. Es un oportunista a todas luces.

En 2012 llegó a ser senador de la República por el estado de Guerrero, pero no se le conoce alguna gestión o iniciativa a favor de los guerrerenses. Y en los últimos meses se le ha visto más en la Ciudad de México, en donde pretende ser gobernante, y no en donde fue electo.

Incluso, el Grupo Jaguar que fundó 2010 se ha desmoronado. Su desatención a los liderazgos en los municipios e incumplimiento de acuerdos, las causas. 

Así es Armando Ríos Piter, un político que se aparece solamente cada vez que se acerca un proceso electoral para llevar agua a su molino. No es un gestor social, mucho menos sensible ante la problemática por la que atraviesa la entidad. 

En el municipio de Iguala lo recuerdan como uno de los principales impulsores de José Luis Abarca Velázquez a la presidencia municipal, y en la Costa Grande –región de donde es originaria su familia– lo señalan de haber sido cercano del ex líder ganadero Rogaciano Alba Álvarez, “El Roga”, preso actualmente en un penal federal por narcotráfico y otros graves delitos. De hecho, circula una foto en Internet en donde aparecen juntos.

Así las cosas con el mentado gatito, digo, Jaguar… el cobarde, el repudiado en las redes sociales.

ENTRE OTRAS COSAS… Cada vez que se acerca un aniversario por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, salen a escena los encapuchados y/o vándalos que apedrean y queman edificios públicos.
Ojalá las autoridades ya tomen cartas en el asunto y procedan penalmente en contra de ellos. Ya fue suficiente tanta tolerancia. Guerrero no merece seguir rehén de desestabilizadores sociales.

Comentarios: 
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; 
Facebook: Efraín Flores Iglesias; 
Twitter: @efiglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.