lunes, 10 de abril de 2017

EPÍSTOLAS SURIANAS (Carta a Don Héctor) De Julio Ayala Carlos

ESTE DOMINGO, EL CUERPO DE UN NIÑO, de tan solo 13 años de edad, fue encontrado sin vida, embolsado. Su cuerpo, de acuerdo a las autoridades gubernamentales, que condenaron el hecho, contenía muestras de tortura.

Muchos otros niños, culpables o no, algunos hasta bebés, incluso recién nacidos, han muerto en esta guerra sin razón. El encontrado este domingo, es solo uno más. Otros, han aparecido en videos, en donde confiesan lo que han hecho, y luego encontrados sus cuerpos, también muertos.

Es triste y doloroso ver, y enterarse de la muerte de niños. Muchos, por su edad, ni siquiera habían dejado los juegos infantiles. Y sin embargo, o eran parte de los grupos delincuenciales, o murieron a manos de éstos.

Sí. Es triste, lamentable y condenable que los grupos que se pelean la producción, trasiego y tráfico de drogas en Guerrero, estén utilizando a los niños para sus fines. Es triste, lamentable y condenable, que los estén utilizando como sicarios, o para mandarse mensajes.

Es cierto. Muchos de estos niños, incluidos bebés, fueron muertos por estar en el lugar equivocado, o porque su culpa fue ser parte de una familia, eso es triste, lamentable y condenable, como también lo es el que hayan sido muertos por formar parte de los grupos delictivos.

La incursión de niños en la delincuencia, ciertamente es triste, lamentable y condenable. Y muestra, además, que como sociedad, fundamentada en la familia, ha fracasado para crear hombres y mujeres de bien. La pérdida de valores, incluso desde la escuela, es el motivo.

En consecuencia, todos somos culpables. La sociedad en su conjunto. Las autoridades, la familia, la educación. Los niños deben estar jugando, o en las escuelas, y no formando parte del crimen organizado, o muertos.

Si dicen que los niños son el futuro de México, del país, la pregunta es: ¿éste es nuestro futuro? Qué triste!

Creo que aún es tiempo de salvar a nuestra niñez. Desde el hogar, desde la familia, y desde la escuela, puede hacerse. Los padres de familia y los maestros, tienen una gran responsabilidad en esto.

Ojalá y los llamados de la Comisión de los Derechos Humanos del estado, tuvieran eco: ¡Padres, cuiden a sus hijos! Ojalá que los llamados de Ramón Navarrete Magdaleno, tuvieran eco. Ojalá y se entendiera la responsabilidad que se tiene con los niños.

Y ojalá, también, que el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, le diga a sus amigos que respeten la vida de los niños.

Y EN OTRO ASUNTO, ESTE SÁBADO EL PRD, o lo que queda de él, dicen los que como ratas al hundirse el barco son las primeras en saltar, llenó el zócalo de la Ciudad de México, con todo y sus broncas internas, lo que demuestra que ese partido sigue vivo y que no necesita a quien antes fue su dos veces candidato a la presidencia de la República, y hoy su peor enemigo, Andrés Manuel López Obrador.

La concentración, en efecto, fue una muestra de que con Andrés Manuel López, o sin él, el PRD sigue siendo un partido importante, con cuadros y una estructura importante, que indudablemente dará la pelea en los comicios que se celebran este año, y los del 2018, en que estará en juego la presidencia de la República.

Es obvio que al ex candidato presidencial, así como a su partido, el PAMLO (Partido de Andrés Manuel López Obrador), no esperaban esa demostración de fuerza, de ahí que perredistas que han ido a sumársele, han descalificado la concentración, o en su caso, la han minimizado, a pesar de que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como se hace también llamar, en su también concentración de este domingo, también en la ciudad de México, fue menor.

En fin que el PAMLO, o Morena, al menos en Guerrero no son más que unos cuántos, pues más que lopez-obradorista, el estado una presencia perredista considerable.

POR ÚLTIMO. EL ASESINATO del ex diputado local por el PRD, Roger Arellano, tiene muchas lecturas. Es condenable su muerte, como todas las que ocurren.

Comentarios: julio651220@hotmail.co,


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.