domingo, 23 de abril de 2017

MÉDULA A río revuelto ganancia de pescadores Por Jesús Lépez Ochoa


Todo inició con la propagación del rumor de que el añorvista Xavier Olea Peláez había renunciado a la Fiscalía General del Estado.

La salida de Olea es un clamor popular en Guerrero ante la incapacidad que el abogado ha demostrado para esclarecer ninguno de los crímenes, ni los de bajo ni los de alto impacto, por lo que el rumor tuvo muy buena respuesta entre los usuarios de las redes sociales.

También fue bien acogido el trascendido de que en su lugar se había designado al ex procurador de Justicia, David Augusto Sotelo Rosas, actual subsecretario de la Secretaría General de Gobierno a cargo de Florencio Salazar Adame.

David Augusto es considerado un jurista serio, sin vicios, y un hombre probo. De tal manera que los propagadores de la rumorología seleccionaron bien un personaje ante el cual, el actual fiscal perdería cualquier comparativo.

Algunos personajes políticos se encargaron de matizarlo con tweets. Es el caso de Rubén Figueroa Smutny quien escribió que el gobernador “es el único que no se da cuenta que su fiscal es alcohólico”.

Esto al tiempo que circulaba una carta en la que de manera anónima se pedía la salida del gobernador y de la cual inmediatamente se lavó las manos, compartiéndola y atribuyéndola a Manuel Añorve Baños, a quien considera su principal enemigo y jefe político de Xavier Olea.

Posteriormente circuló una nota de que supuestamente Figueroa se intentó suicidar evidentemente falsa desde que uno lee las primeras líneas, y luego él aparece publicando una foto con su esposa para recibir muestras de gratitud, porras y el virtual besamanos de sus seguidores.

Parece mucha comunicación estratégica de redes sociales para que Rubén Figueroa sacara raja política del asesinato del secretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, pero no hay que olvidar que el aún priísta ha hecho pública una alianza con el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre.

El perredista sí cuenta con el aparato para hacer guerra sucia, lo cual se ha evidenciado, como aquella vez en que se hizo pública una foto en la que el jefe de su oficina virtual realizaba memes contra su antecesor Luis Walton Aburto.

Este aparato de enlodamiento fue denunciado ahora por el regidor del PRI, Luis Miguel Terrazas Sánchez, quien atribuye a la directora de Panteones y Velatorios, Rosa María Aguilar Miranda, la difusión de un meme contra el gobernador Héctor Astudillo en un chat de directores del Ayuntamiento.

Indagando más al respecto, hay una versión de que el grupo de WhatsApp estaría administrado por el coordinador de asesores del alcalde Evodio, Giovanni Manrique Dorantes, y que un funcionario de la Dirección de Salud Municipal, José Juan Rentería Morales, sería el encargado de asegurarse que todos los funcionarios movieran la imagen, y de viralizarla a través de un equipo de guerra sucia que operaría en un bunker de las instalaciones de la dependencia municipal en la colonia Hogar Moderno.

El equipo comprendería no sólo a personas encargadas de difundir la propaganda negra a través de perfiles falsos en redes sociales, sino de abrir páginas de falsos medios informativos que difunden boletínes del presidente municipal y ataques a medios de comunicación cuando publican notas críticas hacia su gobierno, mismas que es probable que se estén facturando con cargo al presupuesto de Comunicación Social.

Pero más allá de cualquier versión, es un hecho de que la polémica desatada en torno al gobierno de Héctor Astudillo ha beneficiado a la dupla Figueroa-Evodio, al primero porque sacó con éxito un circuito de acusación-victimización-aplauso; el segundo por la cortina de humo que esto generó sobre lo que pasa en Acapulco, donde ha pasado casi inadvertida una fosa con cadáveres encontrada ¡en pleno centro de la ciudad!

A río revuelto, ganancia de pescadores.


jalepezochoa@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.