jueves, 27 de abril de 2017

Epístolas Surianas (Carta a Don Héctor) De Julio Ayala Carlos

A 18 MESES DE QUE HÉCTOR ASTUDILLO Flores asumió el cargo de gobernador del estado, que se cumplen este jueves, 27 de abril, el saldo es, con todo y que aún persisten problemas en Guerrero, favorable. Cierto es que el problema de la inseguridad está pendiente, pero, hay que decirlo, se trabaja en ello para que regrese a los guerrerenses el estado de paz que se requiere.

Cierto es que el problema de la inseguridad y la violencia ha enlutado a cientos de familias y causado agravios, pero es también muy cierto, sin que eso signifique alivio alguno, que su solución es un asunto muy complejo, pero además, hay que decirlo, que no se generó en el actual gobierno del estado, lo cual no es ningún pretexto para no atenderlo, como ciertamente se está haciendo.

Hay que decirlo. Sería mezquino no reconocer el trabajo y esfuerzo que en estos 18 meses ha realizado el gobierno del estado. Cierto es que es su responsabilidad y obligación hacerlo, pero comparado con los dos últimos gobernadores, es indiscutible que Héctor Astudillo Flores ha hecho mucho más que, por ejemplo, lo que hizo Ángel Aguirre Rivero en sus más de tres años como gobernador del estado.

Héctor Astudillo Flores, quién no lo sabe, recibió un estado prácticamente en pedazos, convulsionado, a punto de la ingobernabilidad y en franca bancarrota, producto de un mal gobierno, por decir lo menos, de la falta de compromisos de sus autoridades, y de la corrupción existente en ese momento. Hoy, quién lo duda, Guerrero vive un escenario diferente.

Por supuesto que hace dos años, tres, cuatro o cinco, los guerrerenses también eran presa de la inseguridad y la violencia, y no solo la generada por los normalistas de Ayotzinapa, los maestros cetegistas y ciertas organizaciones sociales que haciendo uso del vandalismo, incendiaron edificios públicos, incluido el Palacio de Gobierno, sino también unidades de transporte, saquearon tiendas departamentales y robaban en negocios, además de los bloqueos de oficinas, calles y carreteras, sino que también eran víctimas de la violencia generada por la delincuencia organizada.

Es decir, la inseguridad y violencia de la que hoy nos quejamos, no es de ahora, sino de hace muchos años, con la diferencia de que se atiende y se realizan acciones para prevenirla y combatirla, lo cual, de entrada, ya es un avance y un punto a favor del gobierno del estado, cuando en otros años, el entonces gobernador Zeferino Torreblanca Galindo dijo en torno al problema de la violencia, “ni quiero ni puedo”, en tanto que el también gobernador Ángel Aguirre Rivero se desentendió del tema, y quien lo sustituyó en el cargo, Rogelio Ortega Martínez, simplemente hizo lo mismo.

Por supuesto que hay avances en estos 18 meses de gobierno. Quien lo niega, o no lo quiere ver, o es por mezquindad o por intereses políticos, pues lo cierto es que hay una diferencia al Guerrero que existe ahora, al que existía hace dos años.

Puede uno, por cualquier tipo de interés, no estar de acuerdo con el gobierno de Héctor Astudillo Flores, pero lo cierto es que, de entrada, hoy sí hay gobierno. Sí hay obra pública, sí hay programas y acciones de gobierno, y lo que es mejor, sí hay gobernabilidad. Y el estado, hay que decirlo, si bien persiste el problema de la inseguridad y la violencia, está avanzando.
Y A PROPÓSITO DE AVANCES, de acuerdo a la organización ciudadana Semáforo Delictivo Nacional, delitos como el secuestro y la extorsión, van a la baja en Guerrero, mientras que en cuanto a homicidios, este delito no es tan alta su incidencia, en comparación con otras entidades del país. Como todo mundo sabe, esta organización mide los ilícitos de alto impacto.

Por cierto, de acuerdo a Nybia Solís Peralta, la titular del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, en los primeros meses de este año, se han evaluado a más de 2 mil elementos municipales y en lo que va de la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores suman más de 3 mil 500 efectivos de la Fuerza Estatal.

Y en materia turística, Guerrero ha tenido un repunte histórico en materia turística, resultado de la promoción, a la confianza de empresarios y vacacionistas por visitar los destinos turísticos, así como a la realización de más de 300 eventos de alto impacto promocional al estado



Comentarios: julio651220@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.