miércoles, 6 de julio de 2016

CAPACITA IMSS PROSPERA A 78 MADRES EN TÉCNICAS DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA




  • El personal Prospera ofrece un  seguimiento a los niños menores evaluados con la guía rápida de desarrollo infantil


Con el objetivo de proporcionar a los bebés de cero a cinco años, las mejores oportunidades de desarrollo físico, intelectual y social, es que personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el régimen Prospera llevó a cabo el Curso de Capacitación de Desarrollo Infantil.

Este curso taller, impartido por personal multidisciplinario de IMSS Prospera, ha logrado la capacitación en 2016, de 78 madres de familia del municipio La Unión, adscritas al Hospital Rural.

El psicólogo, Fernando Zequeida Ruiz, comentó que la estimulación temprana incluye una serie de actividades que pueden aplicarse desde el nacimiento hasta los seis o siete años de edad, considerada la edad con mayor plasticidad cerebral.

Comentó que el curso no es sólo la capacitación de madres, sino que es un programa integral, una estrategia que primero hace una evaluación del niño o niña con la llamada prueba de Desarrollo Infantil, donde se hará la detección (si es que lo hago) de algún tipo de retraso en su desarrollo.

Con el curso se busca crear conciencia a los padres o tutores de niños menores de 5 años, sobre la importancia de la vigilancia del desarrollo infantil, y su repercusión en la salud del menor, así como evaluar el desarrollo psicomotor de los niños pertenecientes al universo de trabajo, mediante la aplicación de la guía rápida de desarrollo infantil, (SEMAFORO).

Los especialistas al detectar un retraso leve se les da estimulación en el Hospital Rural, pero si se hace una detección de algún “retraso más profundo” el niño es canalizado a una instancia especializada como el Centro de Rehabilitación Infantil (CRIT) Teletón o en su caso con especialistas del Hospital General Regional HGR) N° 1 Vicente Guerrero, ambos ubicados en Acapulco.

Comentó que el personal Prospera, ofrece un  seguimiento a los niños menores evaluados con la guía rápida de desarrollo infantil. Tras el curso intensivo, se ofrecen sesiones una vez al mes por 60 meses -o de menos, de acuerdo a la edad en la que el menor inició las sesiones-.

Mencionó que con la estimulación temprana se identifican factores de riesgo y alteraciones en el desarrollo e intervenir oportunamente, por lo que de identificarlos, el menor con alteraciones en el desarrollo, es canalizado a los sitios antes mencionados.

“Con esta estrategia buscamos conocer el nivel de maduración alcanzado por un niño, comparamos las habilidades adquiridas en las sesiones, y si encontramos alteraciones, orientamos a los padres las acciones a seguir que favorezcan el desarrollo de  una infancia sana”, expresó Zequeida Ruiz.

Actualmente, este régimen del IMSS cuenta con una población de niños de cero a cinco años de 359, donde 290 menores corresponden al universo de trabajo y 69 a las localidades de acción intensiva.

Agregó que esta estrategia planea extenderse a la población abierta de comunidades de la región Costa Grande, para capacitar a los padres a identificar alguna repercusión en la salud del menor, en caso de haberla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.