domingo, 26 de junio de 2016

Contexto Político Por Efraín Flores Iglesias El PRD y su marcha de la incongruencia

EFRAÍN FLORES IGLESIAS
La dirigencia del PRD en Guerrero cumplió con su meta: marchar en Chilpancingo para solidarizarse con los maestros que luchan contra la reforma educativa. La convocatoria fue general. O sea, para toda la militancia, desde al más modesto militante de base hasta el más encumbrado (llámense regidores, síndicos, alcaldes, dirigentes municipales y regionales, diputados locales y federales, así como senadores de la República).

“De los arrepentidos quiere Dios”, dicen los religiosos. Y es lo que los dirigentes del PRD pretenden hacer creer a los maestros aglutinados en la Coordinara Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) que en las últimas semanas han bloqueado carreteras y la autopista del Sol y vandalizando en edificios públicos, bajo el pretexto de que el gobierno federal violenta sus derechos laborales.
El PRD quiere quedar bien, pero actúa incongruamente.

A sus dirigentes no les queda pregonar que representan a la izquierda y que están a favor del magisterio, ya que el 2 de diciembre de 2012 suscribieron el famoso “Pacto por México”, y uno de los cinco grandes acuerdos es la creación de una sociedad de derechos y libertades, el cual a su vez contiene un acuerdo por la educación de calidad y con equidad que sería impulsada mediante la presentación de una reforma legal en materia educativa con tres objetivos muy claros: 1).- Aumentar la calidad de la educación básica, reflejándose esto en los resultados de las evaluaciones internacionales como el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA); 2).- Aumentar la matrícula y la calidad de la educación media superior y superior, y 3).-Recuperar la rectoría del Estado Mexicano en el sistema educativo nacional.

La Cámara de Diputados vota el 13 de diciembre de 2012 a favor de la iniciativa de reforma educativa y ésta se aprueba en lo general y en lo particular con cinco modificaciones. El PRD estuvo de acuerdo.

Siete días después (20 de diciembre), en sesión vespertina, la Cámara de Senadores aprueba en lo general y en lo particular la iniciativa de reforma con 113 votos a favor, 11 en contra y 4 abstenciones.

El 6 y 7 de febrero de 2013, las Cámaras de Diputados y Senadores, respectivamente, declaran constitucional la reforma educativa.

Ya para el 26 de febrero de ese mismo año, se publica la reforma educativa en el Diario Oficial de la Federación.

Al PRD guerrerense también se le olvida que el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero, mejor dicho, su jefazo, estuvo a favor de dicha reforma y dio línea a los legisladores locales perredistas (de la LX Legislatura) votar a favor. Y Guerrero fue la primera entidad que respaldó la iniciativa peñanietista.

“En una segunda sesión del Congreso del Estado, ayer el pleno aprobó por mayoría el dictamen por el cual aprueba la reforma constitucional en materia educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto, a la que se oponen los maestros del SNTE y de la CETEG. Sólo votaron en contra los diputados Emiliano Díaz Román del Panal y Abelina López Rodríguez del PRD. Se abstuvo el diputado perredista Daniel Esteban González. El resto de los 43 diputados lo hicieron a favor”. (El Sur/11-01-2013).

La LX Legislatura local era de mayoría perredista y la Comisión de Gobierno lo encabezaba Bernardo Ortega Jiménez, gurú de la actual coordinadora de la Fracción Parlamentaria del PRD, Erika Alcaraz Sosa. Por cierto, la legisladora en mención también marchó este domingo en Chilpancingo en contra de la reforma educativa. Incongruencia pura.

Es evidente el oportunismo y cinismo de los líderes del Sol Azteca, ya que creen que ofreciéndose ahora de aliados del magisterio disidente podrán recuperar la confianza de un sector de la sociedad. Olvidan que los ciudadanos de ahora están más informados que nunca.

Los perredistas son igual o peor que los priistas que tanto cuestionan. Cuando están en el poder tiran las banderas de la lucha social y aplican la ley del garrote en contra del pueblo. Y ahora que son oposición y gobierna el PRI aprovechan cualquier movimiento o manifestación para marchar y lanzar consignas revolucionarias. ¡Son unos sinvergüenzas!

Por un lado, están en contra de las privatizaciones, represiones (así le llaman la aplicación de la fuerza pública) y otras medidas aplicadas desde el gobierno federal, y por el otro, andan armando alianzas electorales con el PAN (la derecha) para sobrevivir en el 2018. Por eso digo que son unos incongruentes.

Asimismo, los perredistas guerrerenses que en 2013 eran diputados federales y votaron a favor de la reforma educativa son: Sebastián Alfonso de la Rosa Peláez, Teresa de Jesús Mojica Morga y Jorge Salgado Parra.

Los dirigentes del Sol Azteca en ningún momento han planteado expulsar a los legisladores que respaldaron la reforma presidencial. Por el contrario, justificaron en su momento el voto que emitieron.

Carlos Reyes Torres descartó el 9 de septiembre de 2013 proponer la expulsión de los diputados federales que votaron a favor de la aprobación de la reforma educativa. “No lo considero necesario”, dijo en su calidad de dirigente estatal del PRD.

“No se les va a expulsar (a Sebastián de la Rosa, Teresa Mojica Morga y a Jorge Salgado Parra), ya que lo hicieron de acuerdo a su criterio y valoración, y serán evaluados por el pueblo, son diputados que tienen libertad de pensamiento”, agregó.

Y adelantó que si en la próxima discusión acerca de la reforma energética diputados o senadores votan a favor “tampoco se pedirá que el PRD los expulse”. (La Jornada Guerrero/10-IX-2013). ¡Zas!

Se entiende que están desesperados y quieren recuperar el poder en Guerrero. Es válido que se unan con la derecha y que se acerquen a los radicales maestros de la CETEG para “sumarse” a su causa, pero su actuar es incongruente y que raya en el cinismo extremo. Es cuánto.

Comentarios:
Facebook: Efraín Flores Iglesias;
Twitter: @efiglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.