domingo, 21 de agosto de 2016

BUSCAN FORENSES DE ARIZONA IDENTIDAD DE 900 MIGRANTES MUERTOS EN DESIERTO/ The Exodo/Luis Carlos Rodríguez G.




·         Lanza Colibrí Center campaña para recopilar ADN de familiares de desaparecidos

Las frías gavetas del Forense de Pima guardan los restos y pertenencias de más de 900 migrantes mexicanos y centroamericanos que murieron en el desierto de Arizona en la última década y que están en calidad de desconocidos.
Luis Carlos Rodríguez G.
Bolsas negras con osamentas, pantalones de mezclilla, tenis, fotografías de familiares, carteras, escapularios y cartas han sido insuficientes para que el equipo de especialistas y forenses puedan identificar el origen, la identidad y el nombre de estos migrantes que quedaron sembrados en el desierto a causa de deshidratación, hipotermia, picaduras de insectos o atacados por algún reptil.
Desde 2001 los forenses de Pima, con un equipo interdisciplinario, han encontrado los  restos humanos de cerca de 3 mil personas, de las cuales  900 no han sido identificados.
Frente a esta tragedia humanitaria que reporta que de enero a mayo de este 2016 se han encontrado los restos de 32 personas, con 24 cuerpos adicionales en junio y otros 24 en julio, Colibri Center for Human Rights lanzó recientemente un proyecto para recaudar muestras de ADN de los familiares de migrantes que se extraviaron en el intento de cruzar la frontera México- Arizona.
En su página de Facebook, la organización no gubernamental encabezada por su directora  Robin Reineke, informó de la campaña iniciará en septiembre en  California, busca lograr el rencuentro entre los migrantes fallecidos y sus familiares, que en ocasiones lo han esperado y buscado por más de una década.
El proyecto de tres años comenzará en San Francisco y seguirá en Nueva York, las Carolinas, Sacramento y Los Ángeles. Posteriormente Colibrí Center reunirá ADN de familias en Tucson.
“Colibrí Center recaudó para esta labor más de 1 millón de dólares en donaciones, con lo que se  busca permita mitigar el dolor de cientos de familias que están sufriendo todos los días por la ausencia de un hijo, un hermano, un padre. Que no saben qué ocurrió con él, cómo desapareció o dónde se extravió”, expuso la también forense Robin Reineke.
De acuerdo a estudios de la Universidad de Arizona y del Forense de Pima, en promedio cada año mueren 170 migrantes en el desierto de Arizona. Sólo un  60 por ciento son identificados, el otro 40 por ciento restante forman parte de los más de 900 que están en calidad de desconocidos.
La especialista indicó que la Oficina del Forense del Condado de Pima ha realizado  un excelente labor al obtener el ADN de esos 900 restos de migrantes no identificados, pero ahora hace falta  obtener el ADN de las familias que saben que su hijo, padre, hermano cruzaron por el desierto y nunca llegaron a su destino.

La periodista Paula Díaz, especialista en temas de migración en Arizona, expuso el caso de la Camerina Santa Cruz, madre un migrante desaparecido en 2013 en el desierto de Arizona cuando buscaba el llamado “sueño americano”.
El migrante mexicano, Marco Antonio Ramírez, hijo de doña Camerina,  cruzó por Sonoyta, en el estado de Sonora, el 20 de agosto del 2013 con dos amigos. Ellos no completaron la travesía y se regresaron a México. Contaron que Marco Antonio había muerto en el desierto.
La señora Camerina se pregunta: “¿Dónde está él, ¿qué pasó? ¿Cómo murió? ¿Fue asesinado por algún animal? ¿Él murió de sed? "Hay tan muchas preguntas que no tienen una respuesta”.
Ella es la primera persona en aceptar la invitación de Colibrí para participar en el proyecto para crear un banco de datos de ADN de los migrantes fallecidos y familiares que buscan a sus seres queridos.
“En el fondo lo que queremos es armar el rompecabezas de estas tragedia humanitaria en que se ha convertido la frontera entre México y Estados Unidos. Lograr que los familiares encuentren a sus seres queridos, ya sea por medio de una fotografía, una estampa religiosa y ahora por medio de pruebas de ADN”, concluyó Robin Reineke.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.