domingo, 21 de agosto de 2016

INVITA IMSS A DERECHOHABIENTES CONOCER CÓMO ELABORAR UN DESAYUNO SALUDABLE



Al acercarse el regreso a clases, es conveniente que sepamos que alimentos ofrecer a niños, ya que al ser el primer alimento del día, es el de mayor importancia
     
Contribuye a su desarrollo y ayuda a un buen rendimiento escolar

Con el regreso a clases, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a padres de familia  enviar a niños y adolescentes con un refrigerio o lunch nutritivo y balanceado, que aporte nutrientes y vitaminas que ayuda a la concentración y desarrollo académico de sus hijos, previniendo o combatiendo el sobrepeso y la obesidad.


La finalidad de ese refrigerio es otorgar energía a los pequeños y jóvenes durante la mañana para que cuenten un buen apetito al momento de llegar a sus hogares, así como rendir adecuadamente en clases, de buen humor y ánimos de estudio, informó el Instituto.

La coordinadora delegacional de Nutrición y Dietética, María de la Luz Pérez Saldierna, destacó que una mala alimentación en los niños tiene repercusiones en su salud, por lo que las prácticas inadecuadas especialmente, en el caso del desayuno y refrigerio que son consideradas las comidas más importantes del día, ya que son oportunidades para aportar una parte importante de los nutrimentos que requieren los niños para su crecimiento y desarrollo.

Comentó que al omitir el desayuno, los niños carecen de suficientes fuentes de energía y alimentación, como son de vitaminas A, B2, B6 y D, ácido fólico, hierro, magnesio, fósforo, zinc y calcio.


En las primeras horas del día necesitan más energía para rendir en la escuela. El lunch nunca debe sustituir al desayuno o comida. Es un complemento para brindarle los nutrimentos necesarios para su sano desarrollo.

Detalló que entre los beneficios de desayuno y el refrigerio, se genera una mejora de las habilidades cognitivas y el desempeño académico evaluado a través de la concentración, el razonamiento, la creatividad y la resolución de problemas matemáticos. Además, el refrigerio o lunch desempeña una función psicosocial al fomentar la convivencia entre los niños.
  
La propuesta de un lunch equilibrado del especialista del Seguro Social consiste en: un producto lácteo (leche o yogurt o queso), una porción de fruta o verdura de la estación (manzana, pera, guayaba, naranja, piña, sandia, uvas o zanahoria, pepino, jitomate, jícama etc.), una porción de cereal (pan integral, pan tostado, galletas integrales, tortilla de maíz o de harina) y muy importante siempre el acompañar los alimentos con agua natural.

Pérez Saldierna recomendó a los padres de familia a prepararse para este regreso a clases, acudir a los módulos de Medicina Preventiva que se ubican en Unidades de Medicina Familiar (UMF) y Hospitales del Instituto y reciban información detallada sobre la alimentación, principalmente para los primeros años de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.