martes, 17 de enero de 2017

CONTEXTO POLÍTICO Por Efraín Flores Iglesias A la baja, inseguridad en Acapulco; Chilpancingo, de MAL en peor

EFRAIN FLORES IGLESIAS

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este lunes que Chilpancingo es la segunda ciudad más insegura del país, ya que sólo el 3.8% de los capitalinos considera vivir en condiciones de tranquilidad, mientras que el 96.2% manifiesta todo lo contrario.

Acapulco, fue la otra ciudad guerrerense en donde se llevó a cabo la encuesta en diciembre de 2016, con la sorpresa de que el 11.7% de los ciudadanos encuestados manifestaron sentirse confiados de caminar por las calles, en comparación con otra encuesta realizada en el mes de septiembre, en donde solamente el 6.7% manifestó sentirse tranquila. O sea, los acapulqueños se sienten más seguros ahora. Y todo se debe a la presencia de efectivos del Ejército, Marina, Federal, Gendarmería y policías estatales y municipales que patrullan las avenidas y calles del puerto.

En septiembre –refiere la ENSU– 13.4% de los chilpancinguenses se sentían seguros de caminar por las calles, pero en tres meses la cifra se redujo a 3.8%. Lo cual indica que la inseguridad ha repuntado en el municipio que gobierna el priista Marco Antonio Leyva Mena.

Las ciudades más inseguras del país son Villahermosa (Tabasco), Chilpancingo (Guerrero), la región Oriente de la Ciudad de México, Ecatepec (Estado de México) y Fresnillo (Zacatecas). Mientras que las ciudades cuya percepción de inseguridad es menor fueron: Mérida (Yucatán), Puerto Vallarta (Jalisco), Durango, Tepic (Nayarit) y Piedras Negras (Coahuila).

El INEGI realiza trimestralmente una encuesta para medir la percepción social sobre inseguridad pública por ciudad de interés.

Hace más de un año, Acapulco era considerada una de las ciudades poco aptas para vivir, pero gracias al trabajo coordinado del alcalde Evodio Velázquez Aguirre con los gobiernos estatal y federal, los acapulqueños van recuperando poco a poco la confianza para caminar tranquilamente en las calles.

Ojalá que muy pronto Chilpancingo recobre la tranquilidad que tuvo hace varios años y la violencia no sea el pan de cada día. La mañana del lunes, por ejemplo, en una calle de la colonia Progreso de la capital del estado (muy cerca de la 35 Zona Militar) fueron halladas 6 personas decapitadas y desmembradas, que estaban dentro de una camioneta Ford Ecosport roja.

Es preocupante que el 96.2 de los chilpancinguenses no se sientan seguros. ¡Ojo, autoridades! Falta mucho por hacer por la capital del estado.

Ni para que las autoridades que gobiernan las ciudades más inseguras del país refuten los resultados de la encuesta aplicada por la dependencia federal. Luego entonces, es urgente y necesario que el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva (MAL), se ponga las pilas y deje de distraerse en incumplir con el pago de aguinaldos y seguros de vida a los trabajadores del Ayuntamiento.

ENTRE OTRAS COSAS… El rector interino de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), José Alfredo Romero Olea, se reunió este lunes con el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quien le agradeció el apoyo que ha dado a la máxima casa de estudios en la entidad y le pidió seguirlo haciendo.

Es acertado que Romero Olea continúe la política de diálogo que inició Javier Saldaña Almazán y no se confronte con el gobierno estatal. No es tiempo de pleitos en este momento, sino de concordia.

Comentarios:
E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; 
Facebook: Efraín Flores Iglesias; 
Twitter: @efiglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.