domingo, 15 de enero de 2017

MIRADA INTERIOR Verificentros Carestía siniestra Por: Isaías Alanís

El sábado pasado viajé a la CdMex. Al franquear la caseta de pagos y tomar hacia Tlalpan-Insurgentes, me detuvo una patrulla. Los oficiales de manera amable me dijeron que mi vehículo carece de verificación.  Me preguntaron a dónde iba, Les respondí que a la Sala Nezahualcóyotl. Me preguntaron por el modelo de mi auto. Y el más amable me dijo que podía ir a el lugar específico siempre y cuando me entregara una “clave”.  Le respondí que mejor me regresaba. Y no indagué el costo de la “clave”. Me contestó, “entonces yo lo sacó de aquí. Y mejor verifique su auto para que no tenga problemas cuando venga al distrito. Morelos y Guerrero no tienen verificación y con eso de que Jorge Kahuagui compró todos los verificentros, la cosa se va poner cañona…”

Montó en la patrulla junto con su “pareja”, los seguí  y a unos metros yo ya sabía que estaba el retorno. Lo extraño, es que a la salida para tomar  la carretera libre. Había un puñado de policías de la CdMex, de negro, me hicieron el alto. Me detuve y les dije que ya había hablado con dos oficiales de la patrulla y me regresaba para Cuernavaca.
En forma alterada, me dijo:
¿”Le dio su clave”?
Le contesté que no, que había decidido regresar a Morelos.
¿No tiene clave? me dijo, le volví a decir que había decidido retornar.
Molesto el policía joven me espetó: “las palabras no valen, papelito habla”. En secreto, extrajo de la bolsa izquierda de su jaquet una tira de papel escrita en computadora de una dimensión de no mas de ocho centímetros de ancho por centímetro y medio de ancho.

Le dije: pregúntele a los dos oficiales de la patrulla, ellos me dijeron que podía regresar.

Se  acercó otro policía y seco me dijo: “puede irse, pero ya…”. Un atraco oficial y bien organizado.

Lo que no es extraño es que un ex diputado del Parito Verde Ecologista, amigo de Elba Esther Gordillo y del Niño Verde, Jorgue Kahwaqi Macari, sea el dueño de los verificentros de la Cdmex y de otros estados, como Veracruz, Morelos y los que se acumulen. ¿Cómo es que este político “naice”, (Donald Trump dixit) obtuvo las concesiones?

Los vehículos que circulan diariamente en la CdMex, son 5.5 millones de autos registrados. El Estado de México cuenta con 5.1 millones. A estas cifras hay que agregarle el transporte urbano, camiones de carga y los no registrados que circulan en la zona conurbada de la CdMex con Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Puebla y Morelos. ¿Se imaginan la ganancia que recibirá Jorque Kahwaqi por los millones de autos que serán verificados en su negocio?
Y ¿Cómo consiguió las concesiones y quiénes son sus socios?

Y todo friqueado por no ir a la Sala Nezahualcóyotl, alegre por no haber sido cómplice de la corrupción, de regreso a Cuernavaca, se nos ocurrió pasar a la librería Gandhi a fisgonear los libros.

Enfilamos por la carretera federal a Cuernavaca con la intención de comprar elotes cacahazintli, había muy pocos y viejones. Nos seguimos de largo e hicimos una parada en Huitzilac. Compré barbacoa de borrego criollo cocida en horno de barro y con penca de maguey pulquero y un litro de Aguamiel. Cuando pedí la cuenta, me asombré cómo se han disparado los precios. El Aguamiel paso de 20 a 25 pesos por litro. La barbacoa no se cuanto subió, pero se incrementó, por esa mala costumbre de trovador, nunca me fijo en los precios de mis consumos en los lugares donde voy a comer. Como soy amigo de la dueña le dije, ¿por qué subiste los precios?
“Ay maestro, a mi ya me subieron todo, el chile, jitomates, el alimento para los borregos. Mi viejo se gasta los mismos litros de gasolina cuando va a la magueyera a “tlachiquear” el Aguamiel. Pero como ya subió, le tenemos que subir el precio para no salir perdiendo, le aumenté su paga a mi sobrina que me ayuda echando las tortillas y hace las salsas.  Mi viejo se encarga de traer la leña del monte, cortar las hojas de maguey, “tlachiquear”, hacer la barbacoa, fíjese que a él no le pago nada, si no, imagínese ya hubiera tenido que cerrar el changarro…”. “Mis nietos ahorita se van caminando a la escuela, o los llevo yo o su mamá. ¿Cómo le vamos hacer “ora” que se tengan que ir a estudiar a Cuernavaca o México”? (CdMex). “Todo ha subido mucho, fíjese que hasta me dan ganas de cerrar el negocio, ¿pero de donde vamos a sacar para irla pasando?

Me despedí de mi amiga y  enfilamos a Cuernavaca.
Una vez en Gandhi, apenas me acerqué al estante de libros de reciente edición, mi desilusión comenzó. He sido desde niño un hombre de libros y he comprado por montones. Apenas escogí uno, y creía estar en New York o Madrid. 
La obra completa de Borges de poesía en una edición argentina, 988 pesos.
Las novelas de autores de renombre, están sobre 400 a 600 pesos, con un leve descuento. ¿Qué vamos hacer los lectores en un país donde los libros están mega caros? Una antología de la poesía amorosa de Jaime Sabines, librito cuya edición e impresión no debe de pasar de treinta pesos por unidad, cuesta 160, pesos.
Salí decepcionado sin comprar nada. ¿Qué viene como consecuencia del gasolinazo? La marcha de ayer fue multitudinaria en la Ciudad e Mexico y en capitales del país.
¿Que viene si no germina un movimiento unitario nacional?
Y la otra pegunta, el bocón de Trump, golpea a México, Corea y a China la amenaza con reconocer a Taiwan. Y ellos no se van a quedar calladitos.
¿Hemos entrado a la era de una inminente guerra nuclear?

DE REOJO
Mis condolencias a la familia Aguirre Herrera.
“Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!/Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos/la resaca de todo lo sufrido/se empozara en el alma... ¡Yo no sé!”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.