viernes, 13 de enero de 2017

PREVENIR O COMBATIR SOBREPESO Y OBESIDAD EN NIÑOS CON REFRIGERIO SALUDABLE DURANTE HORARIO ESCOLAR

        El ayuno prolongado en un menor de edad causa problemas importantes de atención en clases, debido a que el nivel de glucosa que el niño o niña requiere para un buen aprendizaje, se ve disminuido

Tres de cada cinco niños padecen sobrepeso y obesidad, por tal motivo es necesario que los padres de familia tomen conciencia e incluyan, como hábito de vida, el almuerzo o lunch saludable de sus hijos al ir colegio, además de ofrecerles un refrigerio nutritivo y ligero antes de salir del hogar, indicó el IMSS en Guerrero.
Con el regreso a clases, la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guerrero reiteró la importancia de  enviar a niños y adolescentes con un refrigerio o lunch nutritivo y balanceado, que aporte nutrientes y vitaminas que ayudan a la concentración y desarrollo académico de los niños.
La finalidad de ese refrigerio es otorgar energía a los pequeños y jóvenes durante la mañana, y que tengan un buen apetito al momento de llegar a sus hogares, indicó el supervisor de Nutrición y Dietética delegacional, Óscar Rabadán García.
Destacó que una mala alimentación en los niños tiene repercusiones en su salud, por lo que las prácticas inadecuadas, especialmente en el caso del desayuno y refrigerio, que son consideradas las comidas más importantes del día, representan oportunidades para aportar una parte importante de los nutrimentos que requieren los niños para su crecimiento y desarrollo.
Comentó que el ayuno prolongado en un menor de edad causa problemas importantes de atención en clases, debido a que la glucosa que el niño o niña requiere para un buen aprendizaje, se reduce considerablemente, generando sueño, cansancio y no pone atención.
Se recomienda que en la mañana no se debe pasar una hora de que despertó el menor para desayunar algo ligero, que puede ser yogurt, fruta y una porción de cereal, para que tres horas después, ya ingiera un desayuno “más formal” que sería un lunch o refrigerio bien estructurado, detalló el nutriólogo.
“¿Ese lunch en qué consiste? Para que la mamá lo sepa, está inspirado en el Plato del buen comer: integre un poco de cereales, un poco de frutas y verduras y un producto de origen animal”, detalló.
Consideró que entre los beneficios de desayuno y el refrigerio se genera una mejora de las habilidades cognitivas y el desempeño académico evaluado a través de la concentración, el razonamiento, la creatividad y la resolución de problemas matemáticos. Además, el refrigerio o lunch desempeña una función psicosocial al fomentar la convivencia entre los niños.
El nutriólogo Rabadán García invitó a los derechohabientes para que acudan a los módulos PrevenIMSS, que se ubican en unidades de Medicina Familiar (UMF) y hospitales del Instituto, y reciban información detallada sobre la alimentación, principalmente para los primeros años de vida, pues recordó que se debe prevenir, o en su caso combatir el sobrepeso y obesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.