martes, 10 de enero de 2017

FORO POLITICO. Por Salomón García Gálvez. ¿SE INMOLARÀ, PEÑA NIETO?



Como nunca antes en la historia del México contemporáneo, un presidente de la República había sufrido tanto desgaste en solo cuatro años de su periodo constitucional, como ahora ocurre con el mandatario Enrique Peña Nieto, quien ya arrastra estigma del repudio de un gran segmento de la población mexicana, y todo por el famoso “gasolinazo” -incrementos a  combustibles que provocan aumentos en cascada de los productos de primera necesidad-.

El aumento a los combustibles –gasolina, diésel, gas y electricidad- son el detonante para despertar al “México Bronco”. Peña Nieto, como presidente del país, es el responsable de la política económica pero también es blanco directo de todo tipo de señalamientos y ataques de millones de ciudadanos que, por diversos medios –redes sociales- le expresan su repudio y hasta exigen que deje el cargo.

En el año 2000 el PAN arribó al poder por el hartazgo que les provocó las erráticas políticas públicas de gobiernos emanados del PRI, sobre todo en materia de seguridad, crisis económica, devaluación del peso ante el dólar y los magnicidios.

El PRI perdió el poder con Vicente Fox Quesada, por los siguientes factores: El crecimiento inusitado del narcotráfico, los magnicidios de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu; la devaluación del peso ante el dólar –de 14 a 24 pesos se disparó el billete verde-, y, lo que más le dolió al corazón de la mayoría de los mexicanos: el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido en el Aeropuerto de Guadalajara, el 24 de mayo de 1993. Con ese magnicidio el PRI se despidió del poder y dio paso al PAN y a su “docena trágica”.

Los aumentos a los combustibles –el “gasolinazo”- no solo provoca irritación entre la población, sino saqueos, vandalismos, lesionados, encarcelados y hasta un asesinato. El Estado Mexicano se encuentra en máxima alerta mientras la Armada de México –Marina- anuncia que actuará contra vándalos y anarquistas que saqueen negocios.

A diez días de que se aprobó el aumento a los combustibles, el linchamiento contra el presidente Peña Nieto va en ascenso a nivel nacional, y el que resulta bastante dañado es el partido que lo llevó al poder: El PRI. 

También les toca su cuota de repudio a los diputados federales que aprobaron la Reforma Energética (alza a los combustibles) y a los senadores. 

Julieta Fernández, Beatriz Vélez, Ricardo Taja, Salomón Majul, Silvia Rivera Carvajal, Arturo Álvarez Angli, Verónica Muñoz Parra, Victoriano Wences Real y Silvano Blanco de Aquino, son los legisladores federales que aprobaron el alza a los combustibles. 

Armando Ríos Piter, Esteban Albarrán Mendoza y Sofìo Ramírez Hernández, son los senadores por el PRD y PRI, respectivamente, que también aprobaron la Reforma Energética y ahora sufren consecuencias de repudio de un segmento de la población de Guerrero. 

“Estos diputados federales y senadores, son los que para el año 2018  volverán a pedir tu voto”, les reprochan a través de las redes sociales.

A diez días de haberse aplicado el alza a los combustibles, es tal el grado de escándalo que cimbra al país, que una gran parte de la ciudadanía casi olvida a los 43 normalistas desaparecidos; que ignora la devaluación del peso ante el dólar y la inseguridad.

Y la espiral de la inconformidad contra el presidente Peña Nieto crece, pero casi nadie cree que el mandatario nacional vaya a inmolarse en aras de rescatar a la patria y aplicar una política económica correcta para revertir las escalada de precios de los energéticos. No habrá presidente inmolado, sino degradado. Al tiempo.
DIPUTADOS, TOMARON TRIBUNA.
Caliente inició ayer la primera sesión en el Congreso Local. Diputados del PRD, MC y PT tomaron la tribuna para exigir que fuera aprobado un punto de acuerdo –de urgente y obvia resolución- contra el llamado “gasolinazo”.
Resulta incongruente y hasta cínico, que sean ahora los mismos diputados que en el pasado reciente aprobaron el aumento a los combustibles, los que ahora se opongan al “gasolinazo”. ¿Sufren de amnesia?

Legisladores del PRI y del PVEM abandonaron el recinto parlamentario, con lo cual la sesión fue suspendida; en consecuencia el punto de acuerdo fue rechazado y colorín colorado, los diputados priistas y verdes apoyan al principal impulsor de la Reforma Energética: Enrique Peña Nieto. 

El respaldo que por ahora recibe Peña Nieto, por parte de los congresos locales, donde el PRI tiene mayoría, tendrá sus costos políticos. 

Este año habrá comicios para gobernador en las siguientes entidades: Estado de México, Coahuila y Nayarit. También habrá elecciones locales en Veracruz. Si el PRI pierde en los cuatro estados, casi podemos anticipar que no veremos al tricolor en Los Pinos, para el 2018… Punto.

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.