jueves, 16 de febrero de 2017

(AUDIO) GRACIAS A TRATAMIENTO DEL IMSS, PACIENTE PEDIÁTRICA SUPERO LA LEUCEMIA



Hoy a los 25 años de edad y con dos hijas, Anel recuerda sobre los primeros síntomas de la enfermedad

“No hay que rendirse, hay que luchar y demostrarle a las personas que no se rindan, yo vencí el cáncer”, expresó Anel, quien a los ocho años de edad, fue diagnosticada con Leucemia Linfoblástica Aguda Infantil (LLA), uno de los tipos de cáncer que se presenta en forma más frecuente en niños de dos a 10 años de edad, pero gracias a la atención oportuna de especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la paciente a sus 25 años goza de una salud.

Su historia, al igual que la de cientos de niños que se salvaron la enfermedad, se debió a un tratamiento de tres años de quimioterapias y cinco años más de vigilancia preventiva, para lograr el alta definitiva,  indicó la médica hematóloga del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero, ubicado en Acapulco, Carmela Hernández Carbajal.

Hoy, a sus 25 años de edad y con dos hijas, Anel recuerda sobre los primeros síntomas de la enfermedad, fiebre elevada e inmovilidad de ambas piernas, infecciones, pérdida del apetito, cansancio, sudoraciones, dolor en huesos y articulaciones, entre otros.

Originaria de la comunidad San Pedro Las Playas, la joven fue trasladada de emergencia con esta sintomatología al HGR N° 1, en donde  fue atendida por los especialistas, y tras unos estudios, le fue plenamente identificada la enfermedad.

Hernández Carbajal indicó que con una atención oportuna, 80 por ciento de los casos registrados en el Seguro Social logran una recuperación total, por lo que insistió en la necesidad de conocer los síntomas de la enfermedad, mismos que son súbitos, por lo que se requiere  atención inmediata.

Visiblemente emocionada, Anel reconoció la atención oportuna que recibió del personal del Seguro Social, principalmente de parte de la hematóloga, el cual fue  de calidad y de calidez, y recordó: “mi cáncer me lo detectaron a los ocho años, me siento muy agradecida primeramente con Dios, con los doctores, con mi hematóloga Carmen Hernández y con el Seguro Social más que nada por el tratamiento que nos dan y que son tratamientos que, uno que es de bajos recursos, no puede pagar”.


Actualmente, la derechohabiente vive con su madre y dos hijas. Estudio hasta le preparatoria  y espera el siguiente ciclo escolar iniciar estudios de enfermería.  “El IMSS no es malo como lo dicen, hay médicos muy buenos y las pruebas están aquí, yo que seguí mis tratamientos, fue duro pero agarras valor para seguir adelante y estoy agradecida porque ahora soy fuerte y pase lo que pase no se puede rendir”, indicó Anel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.