miércoles, 22 de febrero de 2017

MAJESTUOSO PROGRAMA DE LA FILARMÓNICA DE ACAPULCO EN EL DÍA DE LA BANDERA NACIONAL Zoila Elena Solís Hernández.

Cual embajador de la cultura musical de Guerrero para el mundo el maestro Eduardo Álvarez prepara un majestuoso programa para el día de la Bandera Mexicana con fusión musical de la Banda  de Guerra y su orquesta,  para tocar el Himno nacional mexicano y hacer honores al lábaro patrio, antes de comenzar el concierto en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón el próximo viernes 24 de febrero a las 20:00 hrs.

Los Huapangos,  himnos del Estado de Guerrero,  Sinfonías de Chaikovski, el Capricho Español de Rimki-Korsakov  entre otros más,  serán la sorpresa a los asistentes al concierto, indicó el Maestro Álvarez en la sesión semanal de Mujeres de Prensa en Guerrero el pasado lunes y anunció que también para su aniversario número diecinueve celebran los más de mil cuatrocientos conciertos realizados,  cinco discos grabados y dos más que falta poco por cristalizar, uno  con música Folklórica de Guerrero y otro con sinfonías  de Chaikovski.

El mérito del maestro Álvarez en el Estado de Guerrero es sin duda alguna  su aportación con visión acertada de posicionar al Puerto de Acapulco en el mundo,  no solo como el destino turístico como ya es conocido, sino también con cultura musical; un prestigio ganado por la labor del maestro Eduardo  Álvarez al haber dirigido a más de 125 orquestas del mundo en países de Rusia, Alemania, Holanda, Portugal, en América Latina Argentina, Uruguay, Israel.

El maestro Álvarez ha hecho de la Filarmónica de Acapulco y del Estado de Guerrero una referente nacional considerada como las tres primeras filarmónicas de México junto con la Filarmónica Nacional de la Ciudad de México y la de Xalapa.
                                                                                              

El éxito consagrado como Director huésped en orquestas de otros países; explica el director Álvarez: “Radica no solo en la universalidad de la música, además se debe ser un buen músico saber tocar y dominar la técnica de todos los instrumentos, para que suene como un gran instrumento, en un solo elemento que es la orquesta y además sonar como yo diga, saber y seguir estudiando muchos idiomas, capacidad de liderazgo, convertir todo en una gran dictadura porque de lo contrario no funciona”. Agregó: “esto es como una fórmula”.

Lo más impactante en el público es transmitir algo, en sí, explica quien dirige a noventa músicos: “La obligación de un director de orquesta es hacer sentir al público y mi método preciso para que mi orquesta funcione es mi paciencia profesional,  mi carisma, además de saber bailar huapangos, danzones, sones para sentir y conectar y agradecer los aplausos”.

La cultura musical desde 1988 el año de formación de la Filarmónica de Acapulco, con esfuerzo permanente la misión de su director de  esparcirla en todas las regiones del Estado Suriano: “La orquesta Filarmónica de Acapulco no nació para estar en su sede el Teatro Juan Ruíz de Alarcón, sino para ser itinerante en calles, canchas de básquet bol, en zonas rurales como la Pintada, la Roqueta, etc.
La filarmónica de Acapulco es la primera en asistir a los reclusorios de México; “La gente se emociona, es un mensaje musical que no lleva partido político ni como obra del director, tiene solo una misión la de emitir el mensaje musical para producir placer y bajar índices de violencia en el ser humano con la producción de endorfinas, la música tiene que ser un alimento sutil para el ser humano”. Explicó el maestro Eduardo Álvarez Ortega.

La música de la filarmónica debe ser accesible al público, ser popular y la aceptación del ciudadano es la que la mantiene viva, nada sería sin el apoyo de la gente por ello siguen entregados a los conciertos didácticos para niños, formar orquestas infantiles, juveniles como las de Renacimiento, Zapata, en la UAGRO, seguir vigentes en apoyar a erradicar los problemas sociales de violencia.

El maestro Álvarez dijo a Mujeres de Prensa que no ha sido fácil despertar el talento en los niños y jóvenes, pero ahora con el camino recorrido ha tenido provecho, pues tiene el honor de haber formado en las filas a un guerrerense que ahora es Director de una de las orquestas más famosas del mundo en Nueva York, Héctor Flores Bringas que a sus 24 años ya cuenta con doctorado, además es grato saber que de cero audiciones que se hacían los primeros años de trabajo de Filarmónica, hoy se hacen hasta 56 entre jóvenes y niños.

Para terminar con la ponencia en maestro señaló que para la última semana de junio por primera vez habrá una fusión de música de Tierra Caliente con la Filarmónica de Acapulco y que espera sea del agrado del público;  invitó a los ciudadanos a estar presentes en los conciertos del año de la Filarmónica en el Teatro Juan Ruíz de Alarcón en las siguientes fechas: 24 de febrero, marzo 10 y 24, abril el 7 y 28, mayo 5 y 19, junio 2, 16 y 30 y 14 de julio en fechas programadas para la primera temporada de conciertos denominada “Destellos Sinfónicos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.