martes, 14 de febrero de 2017

MIRADA INTERIOR, LA FIESTA DE LA PALABRA POR: ISAIAS ALANIS

Desde que la palabra nos inventó, y nació el lenguaje hablado y después el escrito, ha sido la palabra hablada la reina de las civilizaciones. La Ilíada se cantaba y narraba. El Majhabarata, el Popol Vuh y la Leyenda de los Soles, antes de transcribirse a caracteres, se transmitieron por tradición oral. En paralelo, nacieron los libros, de eso me ocuparé en otro momento.
Hasta que Guillermo Marconi inventó la radio y la radiotelegrafía sin hilos.
El mundo dio un viraje. La masificación comenzaba. Los nazis la utilizaron para alterar la conciencia alemana y extender un racismo ario.
Orson Wells, conmocionó a Estados Unidos con la narración por radio de la invasión marciana de GH Wells.
En el México de los años treinta, la XEW fue un motor nacional y escuela para muchos. Las aventuras de Chucho el Roto, de Carlos Lacroix: aquella cortinilla: “Cuidado Carlos, dispare Margot”, iluminó la imaginación de millones de mexicanos.
Hoy la radio, a pesar de los medios electrónicos, sigue siendo un espacio de libertad que cuenta con un amplio espectro de audiencia.

Es muy gratificante, para los que la utilizamos como medio de análisis y formar opinión, que la UNESCO, haya declarado al 13 de febrero como día mundial de la radio.

La directora General de la UNEESCO, Irina Bokova afirmó: “ante una emergencia, la radio suele ser el primer medio de supervivencia. Su permanencia constituye una ventaja incomparable, ya que a menudo le permite resistir las crisis mejor y con más rapidez que otros medios de comunicación y transmitir mensajes de protección y prevención a una audiencia numerosa, salvando así vidas”.

Por su geografía, Guerrero es un estado que carece de vías de comunicación terrestre, se podría crear una red de radio utilizando las tecnologías modernas, para situaciones de emergencia; temblores, inundaciones, pandemias, derrumbes y  ataques armados que permitirían salvar vidas humanas.

Y celebrar el día mundial de la radio, en Radio Capital, con Federico, Juan José, Rogelio Agustín y todo el equipo de reporteros y técnicos que hacen posible que el mensaje llegue a miles de guerrerenses, y que como lo explica Irina Bokova, “la radió en tiempos de desastres y emergencias”, es un vehículo de primer orden para salvar vidas. Guerrero lo vivió con “Ingrid y Manuel”.
Y celebrar la fiesta de la palabra informando con veracidad, libertad y sentido social.

Y hacer nuestro el aforismo de Jorge Cuesta, “de otro fue la palabra antes que mía”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.